INICIO   PRINCIPAL  MUNICIPIOS  EDUCACION  LEGISLATURA  POLICIACA OPINION  SALUD NACIONAL 





EDUCACION 



 


Éxito del diseño industrial en México

tiene sus bases en emprendedurismo

 

 

  • A finales de los noventa el diseñador industrial mexicano empezó a diseñar como emprendedor y se convirtió en empresario, productor, promotor, publirrelacionista y autogestor.
 
 
El éxito del diseño industrial en México tiene sus bases en el emprendedurismo, la autogestión y generación de redes de apoyo, ya que históricamente el sector industrial no ha respondido a los intereses de estos profesionales, sostuvo el especialista Joaquín Iduarte Urbieta, para la Universidad Autónoma del Estado de México.
 
Al participar en las cátedras abiertas impulsadas por la Facultad de Arquitectura y Diseño, con la charla “El diseño industrial y los diseñadores industriales en México”, Iduarte Urbieta hizo un recorrido histórico del desarrollo del diseño industrial, que llegó al país en la década de los cincuenta, cuyos programas de estudio estaban basados en experiencias europeas, principalmente con orígenes en Alemania y Reino Unido, por lo que la evolución y reconocimiento de la carrera fueron paulatinos en México.
 
Explicó que para la década de los ochenta el diseñador industrial llegaba a ser contratado en las grandes fábricas en las áreas de manufactura o ingeniería, más no del diseño del producto, ya que estos estaban definidos desde los corporativos nacionales o internacionales.
 
En este contexto, el especialista detalló que a finales de los noventa el diseñador industrial mexicano empezó a diseñar como emprendedor y se convirtió en empresario, productor, promotor, publirrelacionista y autogestor.
 
“Durante la última década del siglo pasado surgió una generación de diseñadores emprendedores, quienes desarrollaban desde la idea hasta la comercialización de un producto”. 
 
En México, aseguró, ha habido poca conexión entre el diseño y las fábricas, los grandes fabricantes y las plantas. Esta falta de conexión ha llevado a que los diseñadores pongan sus propios negocios y estén creando de manera independiente. “Estos diseñadores han tenido que encontrar sus propios recursos, desde la familia, la escuela y desarrollar una red”.
 
Consideró que en la actualidad, los factores más importantes que debe desarrollar un diseñador industrial mexicano para que su producto sea conocido son el emprendedurismo, la autogestión, la formación de redes sociales y virtuales, flexibilidad, talento, disciplina, habilidades sociales, el aprendizaje invisible y autoaprendizaje, principalmente.
 
Joaquín Iduarte Urbieta recomendó a los diseñadores industriales en formación buscar estar en ambientes que aumenten o les permitan ser más creativos, tener más conocimientos, lugares, contextos, espacios que les permitan conocer a más personas que se puedan integrar o traer beneficios al desarrollo de su carrera y tener un entendimiento de las nuevas tecnologías y las tradicionales.
 



Crece flujo de migrantes venezolanos en México
La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior

  
Representa un cambio en el paradigma migratorio, ya que su objetivo y perfil es diferente respecto a la distribución por sexo, edad, grado académico y ocupación de aquellos que históricamente llegaron al país, principalmente originarios de Centroamérica,
 
 
Toluca, Méx. –  El creciente flujo de migrantes venezolanos en México representa un cambio en el paradigma migratorio, ya que su objetivo y perfil es diferente respecto a la distribución por sexo, edad, grado académico y ocupación de aquellos que históricamente llegaron al país, principalmente originarios de Centroamérica, afirmó el investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México, José Luis Arriaga Ornelas.
 
El autor, en colaboración con Izcaí Ruiz Hecht, Ximena Samantha González Valdés e Israel Gómora Navarrete, egresados de la Facultad de Antropología, del artículo “Migrantes venezolanos en Mérida, Yucatán, México: generar una comunidad emocional a partir de su narrativa del sufrimiento”, publicado en la revista Peruana de Antropología, sostuvo que miles de venezolanos se han asentado en el caribe mexicano, en Mérida, Playa del Carmen y Cancún, ciudades con mayor número de migrantes de aquel país.
 
“En Mérida desarrollamos la investigación, mediante una aproximación etnográfica en la que se priorizó la identificación de sus emociones, documentando cómo la tristeza, el resentimiento y la impotencia se articulan en una semántica del sufrimiento que pretendería generar una comunidad emocional”.
 
En 2017, precisó el académico universitario, se incrementó la migración venezolana hacia México hasta en 100 por ciento, al pasar de 15 mil 959 migrantes registrados en el país en 2015 a 32 mil 582.
 
Abundó que la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación dio a conocer en 2018 que de los 57 mil 946 extranjeros que obtuvieron tarjetas de residentes temporales en México, cinco mil 906 fueron venezolanos, superando a los originarios de Cuba, Honduras, Guatemala y El Salvador, naciones que históricamente han representado el origen de los flujos migratorios hacia el país.
 
Indicó que los migrantes venezolanos cuentan con un perfil diferente al resto de los flujos migratorios que recibe México, sobre todo con respecto a la distribución por sexo, edad, grado académico y ocupación; adicionalmente, se caracterizan por ingresar de forma documentada y considerar a este país como su destino final, haciendo incluso movimientos laterales, es decir, salir de un país distinto al de su nacimiento para llegar a México.
 
José Luis Arriaga Ornelas señaló que en el proceso de narrar y atestiguar un sufrimiento vivido durante su proceso migratorio, el venezolano busca que el otro se identifique con ese sufrimiento a través de un relato, una narrativa, por lo que este sentir se convierte en un acto social y político, pues sus narrativas remiten permanentemente a una forma de organizar políticamente una nación, de la que ellos desertaron migrando.

 

Estudios auxiliares, necesarios para tratamiento odontológico
La imagen puede contener: una o varias personas

 
Cuando el profesional de la odontología trata a un paciente con enfermedades, malestares o infecciones previas es indispensable realizar los estudios correspondientes, de lo contrario podría caer en negligencia médica y enfrentar problemas de índole legal.
 
 
Toluca, Méx. –  Las personas con enfermedades crónico-degenerativas o sistémicas que deseen llevar un tratamiento odontológico deben realizarse estudios auxiliares previos para que el diagnóstico y tratamiento bucal sea efectivo, afirmó el especialista Rubén Armando López Alvarado.
 
Al dictar la conferencia virtual “La importancia de los estudios auxiliares de diagnóstico para la atención del paciente odontológico”, en el marco del Programa de Formación Integral del Alumno de la Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma del Estado de México, el especialista en cirugía bucal explicó que cuando el profesional de la odontología trata a un paciente con enfermedades, malestares o infecciones previas es indispensable realizar los estudios correspondientes, de lo contrario podría caer en negligencia médica y enfrentar problemas de índole legal.
 
“Nos ayudan a evitar cualquier complicación que el paciente, al no ser valorado adecuadamente, pudiera tener, lo cual está establecido en la norma NOM-004-SSA3-2012, que habla de los requisitos del expediente clínico”.
 
El especialista invitó a los futuros profesionales de la odontología a no olvidar este paso en el proceso de diagnóstico y tratamiento del paciente porque de los resultados que éste genere se pueden tomar decisiones eficientes y eficaces.
 
En cuanto a los pacientes, Rubén Armando López Alvarado hizo un llamado a que sean transparentes con el odontólogo sobre los malestares y enfermedades que pudieran tener y que no son perceptibles a simple vista, con lo que ayudan a generar un diagnóstico real.
 
“Se puede caer en una negligencia al hacer una valoración que no permita que el paciente sea tratado a pesar de su problema sistémico. Como servidores del área de la salud estamos obligados a conocer la normatividad”.
 
            Detalló que entre los estudios auxiliares que se pueden requerir para el diagnóstico del paciente están las radiografías o tomografías, de sangre, de diabetes y de enfermedades sistémicas para comprobar posible anemia, alergias o infecciones.