OPINIÓN

 
*Gran responsabilidad del Arzobispo Chavolla Ramos
*Líder autotransportista podría retirar demanda contra normalistas
* En el PRI de Naucalpan no se ponen de acuerdo

 

UNA ENORME responsabilidad  llevará sobre sus espaldas, el ahora Arzobispo de la ciudad de Toluca,  Francisco Javier Chavolla Ramos, quien desde estas fechas, será el responsable junto con los respectivos obispos, de las Diócesis de Cuernavaca, Atlacomulco, Tenancingo y de Toluca. Según pudimos enterarnos son 93 municipios, los que tiene dicha Arquidiócesis y los católicos que se encuentran en la misma, es una cantidad de 5 millones aproximadamente. Sin lugar a dudas es una gran responsabilidad la que le encomendaron al Arzobispo Francisco Javier Chavolla Ramos.
 EL LIDER DE LOS autotransportistas del Estado de México, ya está pensando en doblar las manitas y va a retirar las demandas, mejor dicho las carpetas informativas que hace días fue a levantar ante la Fiscalía Mexiquense, en contra de algunos estudiantes de la Escuela Normal de Tenería, por los delitos de Secuestro, Robo y Daños  en Propiedad Ajena. Todo está muy bien, porque el líder de los camioneros busca que le regresen sus unidades y, lógicamente también a sus choferes. Pero algunos de nuestros lectores coinciden en decirnos que esos delitos se persiguen de OFICIO. Qué podría decir al respecto el señor Fiscal del Estado de México. Es pregunta que se hacen muchos de nuestros lectores.
POR MÁS QUE LE BUSCAN la forma de dirigir el PRI de Naucalpan la familia Parra, nomás no se ve que lo logren; y es que a pesar de que el Tribunal Electoral resolvió el pasado 13 de Noviembre que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del CEN priísta reponga la resolución en la que Gustavo Parra se quejó de no dejarlo participar, ésta no cambiará en nada el resultado, el de no participar en el proceso de renovación ya que antes de poder hacerlo, debía cumplir con todos los requisitos establecidos en la convocatoria, y solo llegó con 3 de 12 establecidos, así ni cómo ayudarlos.
____________________________________________________________________________________________________ 
 


Sufragio efectivo, ¿no reelección?

 
Se cumplieron 109 años del inicio de la Revolución Mexicana, que fue el primer movimiento social que se dio en el siglo XX en el mundo, “Sufragio Efectivo, No reelección” fue el lema que acuño Francisco I. Madero después de proclamado el Plan de San Luis y de la publicación de “La Sucesión Presidencial” libro que sirvió como detonante; aunado a ello está también “Los Grandes Problemas Nacionales” publicado en 1909, que hace un análisis profundo de la situación que se vivía en ese momento, obra de un excelente y casi olvidado mexiquense, oriundo de Jilotepec, don Andrés Molina Enríquez.
 
No debemos olvidar ese grupo de anarquistas, verdaderos anarquistas, no los “vándalos” que ahora salen a manifestarse y solo realizan destrozos, encabezados por Ricardo Flores Magón fundador del Partido Liberal Mexicano y su periódico “Regeneración” de critica dura al régimen de Porfirio Díaz. Resultado de este movimiento, aunque no logro la pacificación del país, la promulgación de la Constitución de 1917, en donde por primera vez en el mundo son considerados los derechos de los trabajadores a través del artículo 123 y el 27 que da respuestas a las justas demandas de los campesinos, además de conservar ese corte liberal adquirido desde la de 1857.
 
La fundación del Partido Nacional Revolucionario en 1929, logro esa concordia nacional tan anhelada, Plutarco Elías Calles logro retomar la idea de Álvaro Obregón de hacer una gran alianza de todos los partidos regionales, eso hizo que nuestro México transitara por el desarrollo el resto del siglo XX, como  no sucedió con países hermanos de Latinoamérica, que sufrieron terribles dictaduras.
 
Pero ¿que ha sucedió a 109 años con esos ideales revolucionarios?, esos que se encargó de aniquilar los años de neoliberalismo; periodo en el cual poco a poco fue quedando a un lado y después exterminada casi por completo esa corriente liberal que siempre se mostró critica, aunque fue marginada de los diferentes cargos de elección popular, administrativos y de dirección partidaria.
 
Los ideales por los cuales se luchó en la Revolución Mexicana, que se plasmaron en la constitución de 1917 y que fueron base para la fundación del Partido Nacional Revolucionario en 1929, para posteriormente en 1938 refundar el Partido de la Revolución Mexicana y en 1946 el Partido Revolucionario Institucional, se perdieron, con la idea que sembraron los neoliberales enquistados en el poder a partir del régimen de Miguel de la Madrid Hurtado en 1982, siendo en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari donde más reformas a los artículos que fueron medulares se realizaron, dando señales claras del triunfo del grupo conservador en la historia de nuestro México.
 
El 27 constitucional, redactado por nuestro mexiquense, Andrés Molina Enríquez, que dio respuesta a las demandas de los trabajadores del campo, que desgraciadamente siempre ha sido marginados a la pobreza, el ejido fue una forma de defender ese campo para dar respuesta al reclamo de Emiliano Zapata de “Tierra y Libertad”; con Salinas de Gortari este se privatizo y el campo cada vez ha producido menos, basta dar una vuelta en muchos lugares en donde la mancha urbana ha ido avanzando de manera inmisericorde en lo que eran tierras dedicadas al cultivo.
 
Con el artículo 82, que fue una defensa a la soberanía de nuestro México, ya que era exigencia que para ser Presidente de la Republica era obligatorio ser mexicano por nacimiento, hijo de padres mexicanos por nacimiento; a partir de esto solo tiene que ser mexicano por nacimiento aunque los padres sean extranjeros, de quienes basta tengan residencia efectiva por 20 años en el país, por ello fue que en el 2000 tuvimos un presidente cuyos padres eran extranjeros.
 
En el 130 constitucional que dio reconocimiento jurídico a las iglesias, mismo que ha sido aprovechado por la que ha sido hegemónica en la vida de nuestro país, la iglesia católica, siendo la que aprovechando el adoctrinamiento que recibe por parte de ella la mayoría de la población para violentar el estado laico, sin que exista una autoridad que les ponga un alto. Hoy vemos a los integrantes PRI, que durante muchos años fueron fieles guardianes del estado laico, conocedores de lo que costo llegar a conseguirlo, violar de manera flagrante dicha laicidad.
 
Qué decir del 123, que fue ejemplo en el mundo, ya que este caracterizo  el corte social del constituyente del 17, por primera vez se reconoció los derechos de los trabajadores como su jornada de 8 horas, la libre decisión de asociarse y conformar sindicatos, las diferentes prestaciones que se fueron ganando, como la seguridad social, hoy se ven diseminadas, por poner un ejemplo con la aparición del llamado “outsourcing”, con las cuales las grandes empresas soslayan los derechos de la clase trabajadora convirtiéndose en un esclavismo disfrazado en pleno siglo XXI.
 
Ya que decir de nuestro tercero constitucional que garantizaba una educación LAICA, gratuita y obligatoria; han denigrado la educación pública para obligar a los padres a inscribir a sus hijos en diferentes niveles educativos, en escuelas privadas con la idea de tener una educación de verdadera calidad, quedando esto en una falacia por que no siempre es así, además de ello violentar la laicidad con la obligación de recibir instrucción religiosa en algunos colegios particulares.
 
He visto a través de redes sociales un festejo vacío en lo que debería de ser el heredero natural de este suceso, que es precisamente el Revolucionario Institucional, fue precisamente en el sexenio de Peña Nieto donde se promovió la reelección de presidentes municipales y legisladores. Esto es un desconocimiento a los principios heredados por la Revolución Mexicana siendo el principal precisamente “Sufragio efectivo, NO reelección”.
 
Peña Nieto y su camarilla soles preocupo el poder y llenarse los bolsillos de dinero, ignorantes de la historia o actuantes con todo cinismo, promovieron esa reelección, a sabiendas que la Revolución Mexicano costó la vida de casi un millón de mexicanos para lograr precisamente se plasmara en la Constitución de 1917 el reclamo que detono dicho movimiento social “SUFRAGIO EFECTIVO, NO REELECCIÓN”.
 
Con agrado he visto como el actual gobierno volvió a darle importancia al desfile del “Día de la Revolución”, mismo festejo que los gobiernos neoliberales fueron pasando desapercibido, al grado que con Vicente Fox, con el pretexto de incentivar el turismo inventaron los llamados “fines de semana largos”, cuyo objetivo central fue precisamente que la población fuera restándole importancia a estos hechos históricos. Reza un dicho popular que “quien no conoce su historia, está condenado a repetirla” y no hay nada más cierto que ello.
 
Espero que así como se ha dado muestras de retomar esos ideales y logros que ha tenido nuestro país, no solo sean en el discurso del Presidente de la República y realmente vayan a fondo, que se considere la idea original y se adecuen, verdaderamente de manera republicana a las circunstancias de nuestros tiempos, trabajo que no solo es de un hombre, sino todos en conjunto.
 
 

¡Síguenos! en redes sociales, lo último en noticias del estado.

 

 

 


 













    

 

 

 

LA TRIBUNA ESTADO DE MÉXICO