SALUD

_______________________________________________________________________
 

 

VERIFICA SECRETARÍA DE SALUD QUE NEGOCIOS ACATEN MEDIDAS DE PREVENCIÓN POR COVID-19
No hay ninguna descripción de la foto disponible.

 
*Anuncia operativo de vigilancia, a través de COPRISEM, para constatar que balnearios y parques acuáticos estén cerrados al público, según lo dispuesto por las autoridades.
*Deben respetar restaurantes y establecimientos con venta de alimentos la sana distancia, tanto entre trabajadores, como con clientes que compren comida para llevar.
 
Toluca, Estado de México.-
Como parte de las acciones de prevención ante la contingencia por COVID-19 y Semana Santa, la Secretaría de Salud estatal, a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (COPRISEM), vigilará que balnearios y parques acuáticos estén cerrados al público, de acuerdo con las restricciones impuestas por las autoridades.
 
Asimismo, la dependencia estatal informa que aun cuando las festividades religiosas estarán restringidas al público, intensificará sus acciones de supervisión en los municipios con mayor presencia de bares y centros nocturnos, a fin de constatar que efectivamente no estén prestando servicio.
 
Verificadores de COPRISEM también visitarán restaurantes y establecimientos con venta de alimentos, para fortalecer acciones de fomento sanitario, sobre todo el lavado constante de manos con agua y jabón, por parte del personal, así como el uso de red para el cabello y cubrebocas.
 
Adicionalmente, se cerciorarán que se respete la sana distancia tanto por parte de trabajadores de comercios que vendan comida para llevar, así como de clientes; a los primeros se les pedirá que dispongan de gel antibacterial en la entrada, limpien y desinfecten perfectamente utensilios, superficies y objetos de uso común, así como mantener un aseo constante de baños.
 
Estas acciones se llevan a cabo en los 125 municipios de la entidad, con énfasis en Toluca, Tonatico, Ixtapan de la Sal, Tenango del Valle, Tepotzotlán, Naucalpan, Valle de Bravo y Amecameca, así como el Santuario de Chalma.
 
La Secretaría de Salud mexiquense reitera el llamado a la población a evitar salir a realizar actividades innecesarias y permanecer en sus hogares, a fin de reducir el riesgo de contagio de COVID-19.

_______________________________________________________________________
 

IMSS aplica programa de certificación, expedición y pago para las incapacidades por maternidad vía remota
La imagen puede contener: una o varias personas

 
Con la finalidad de garantizar el derecho a la incapacidad por maternidad a las mujeres trabajadoras, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pondrá en marcha el Programa de Certificación, Expedición y Pago para las Incapacidades por Maternidad desde plataformas digitales de acceso remoto.

 
Dicha estrategia busca fortalecer los protocolos de seguridad y sanidad ante la actual emergencia por COVID-19 para evitar que nuestras aseguradas se trasladen a sus unidades médicas.
 
La incapacidad puede otorgarse a partir de la semana 34 y hasta la semana 40 de gestación, y se otorga en un certificado único por 84 días.
 
Para acceder a los beneficios de este programa es necesario que la asegurada:
 
Se encuentre vigente ante el IMSS, tenga asignada una Unidad de Medicina Familiar y solicite de manera remota la expedición de su incapacidad por maternidad.
Ingrese los datos de identificación: CURP, NSS, Nombre, Cuenta CLABE Interbancaria y datos de contacto.
Envíe la documentación probatoria de embarazo o parto por medios electrónicos, incluyendo: Identificación, Ultrasonido reciente (no mayor a 5 semanas), Nota médica, Carta de alumbramiento o Acta de nacimiento y Número de cédula del médico particular que realiza el seguimiento.
La asegurada podrá solicitar su incapacidad a partir de la semana 34 y hasta la semana 40 de gestación y no será necesario un trámite adicional para transferencia de semanas.
 
 
Por su parte, el IMSS:
 
Verificará la adscripción y vigencia de la asegurada.
Asignará personal médico para seguimiento, verificación de documentos y expedición de incapacidad, en su caso.
Notificará a la asegurada el resultado del proceso de verificación de la información vía correo electrónico.
En caso positivo, enviará la Incapacidad Temporal para el Trabajo por Maternidad.
En caso negativo, se le informará la imposibilidad para expedir la incapacidad y se referirá a la Unidad de Medicina Familiar.
 
La participación del patrón es importante para obtener el subsidio por maternidad, por lo que deberá confirmar la incapacidad para laborar través del portal del IMSS.
 
El pago de la incapacidad por maternidad se realizará mediante transferencia interbancaria para lo cual, la cuenta bancaria deberá estar a nombre de la asegurada.

_______________________________________________________________________
VERIFICA SECRETARÍA DE SALUD QUE NEGOCIOS ACATEN MEDIDAS DE PREVENCIÓN POR COVID-19

Son 39 casos de Covid-19 en personal del IMSS Tlalnepenatla: dicen médicos


 
 

  • Zoé Robledo –dijo- en cadena nacional, que la situación estaba controlada; los médicos del IMSS, desmienten las cifras “maquilladas”, son 39 no 19.

  • Desde hace un mes, personal del IMSS trabaja sin los insumos básicos para el cuidado de pacientes positivos de esa nueva enfermedad.

  • El Gobierno del Estado de México dice que cuenta con un millón de mascarillas tipo N95; en Tlalnepantla, el personal se esté infectando por falta de insumos.

  • El Hospital declarado para enfrentar pacientes con COVID-19, no cuenta con jabón antibacterial, sanitas, alcohol gel, batas, mascarillas, guantes, ni pruebas para detectar los casos positivos de COVID-19.

 
Francisco Castro.
 
Tlalnepantla de Baz, Méx.- Hasta el momento, son 39 los contagios de personal de la del Hospital General Regional número 72 del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, en Tlalnepantla, no son 19, confirmaron en reunión los propios médicos, quienes denunciaron negligencia de las autoridades y anomalías durante la atención de pacientes positivos de COVID-19 sin que el personal médico contara con las condiciones de salud indispensables, pues no tenían insumos médicos para atenderlos.



A los funcionarios que salen en las mañaneras, se les está haciendo costumbre en estos días que la pandemia esté por entrar a la fase 3, “maquillar” las cifras oficiales, enganñando a la gente y ocasionando un mayor número de contagios.

El caso más reciente fue el Director del IMSS, Zoé Robledo Aburto, quien -dijo- en la conferencia matutina del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, que la situación del Hospital 72, estaba controlada, cuando en el momento en que daba esa información en cadena nacional, aún había enfermeras del Hospital del IMSS 72 en Tlalnepantla, sin protección y brindando atención a pacientes graves de COVID-19.

Esa situación molestó a los médicos y personal del Hospital Regional 72 del IMSS en Tlalnepantla, quienes desmintieron las cifras “maquilladas” del director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, quien ha desinformado a la opinión pública nacional al manejar cifras que no son ciertas, tratando de seguir la orden de sus superiores de no generar pánico o caos entre los mexicanos, sin embargo la situación de DESINFORMACIÓN OFICIAL, ha generado más casos de contagio, debido a que la mayoría de la gente no sabe en muchas ocasiones la gravedad de la pandemia en su fase 2.



El brote epidemiológico de COVID-19, que contagió a 39 médicos, enfermeras y personal,  confirmados todos, se debe principalmente a las malas condiciones en las que trabajan los médicos, enfermeras y el personal del Hospital, desde hace tres semanas, cuando se contagiaron al atender en condiciones insalubres a los pacientes que resultaron positivo con COVID-19.

El personal del Hospital General Regional número 72 del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, en Tlalnepantla, documentó varios testimonios de sus compañeros de trabajo  de ese hospital, así como pruebas de laboratorio, que echan a bajo las cifras dadas a conocer en cadena nacional por el director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, a quien acusaron de ser un servidor público irresponsable, porque miente y quiere “maquillar” la situación de esa unidad médica, que a decir de los especialistas médicos, está muy lejos de ser controlada, y hasta este momento, se desconoce el número de casos positivos de COVID-19 entre los habitantes de Tlalnepantla.

Junto a la irresponsabilidad del director general del IMSS en México, se suma también la negligencia de las autoridades de Salud en el Estado de México, quienes desde hace un mes  tuvieron conocimiento de los pacientes positivos de COVID-19 que fueron atendidos por el personal sin los insumos básicos para el cuidado de esa nueva enfermedad, mismo que no les fue suministrado, a pesar de que fue solicitado en varias ocasiones.

Los médicos y el propio personal, están buscando afanosamente una estrategia para dotar de mascarillas N95 al personal que labora en las áreas con pacientes sospechosos y positivos de COVID-19, zona cero, urgencias, triage respiratorio y hospitalización del Hospital General Regional número 72 del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS.

También acordaron que es impostergable la sanitización completa del hospital con máquinas vaporizadoras, también dotación de jabón antibacterial, sanitas, alcohol gel e hipoclorito de sodio, además de dotación de gogles y caretas.

Otras medidas que acordaron son la capacitación para el personal de higiene y limpieza, protección a camilleros, al personal de rayos X y laboratorio cada vez que ingresen a la zona cero o en contacto directo con pacientes sospechosos de COVID-19.

El personal, aún está en espera de que le suministren todos los insumos básicos para atender la pandemia, en la fase 2, pero resulta una burla que mientras autoridades gubernamentales presuman en los spot publicitarios de algunos medios de comunicación que el Gobierno del Estado de México cuenta con UN MILLÓN DE MASCARILLAS tipo N95, en Tlalnepantla de Baz, el personal se esté infectando por falta de insumos básicos como jabón antibacterial, sanitas, alcohol gel, batas, mascarillas, guantes y sobre todo de pruebas para detectar los casos positivos de COVID-19.



El personal médico, de enfermería y otras áreas del Hospital General Regional 72 de Tlalnepantla, se prepara para enfrentar la fase 3 de la pandemia, ya que como fue declarado es receptor de pacientes de COVID-19, es decir la primera línea en el plan de contingencia en esa parte del Estado de México, si las cosas están así de complicadas y los resultados no salen bien, mucho menos en  los demás hospitales del Sector Salud, donde las condiciones indispensables para el buen desempeño y seguridad sanitaria del personal, son más deplorables, a diez días de iniciar la fase 3 de la pandemia COVID-19. 
 

    

 

 

LA TRIBUNA ESTADO DE MÉXICO